Flor de Otoño en La Criolla

Flor de Otoño es el título de una de las obras más conocidas del dramaturgo José María Rodríguez Méndez. Aunque escrita en 1972, la acción transcurre en la Barcelona de principios de 1930, en un momento histórico convulso y agitado por el cambio de régimen de la dictadura de Primo de Rivera a la “dictablanda” de Dámaso Berenguer. El protagonista de la obra es Lluiset Serracant, un señorito de buena familia que, de día, ejerce de abogado y, de noche, se transforma en la artista “Flor de Otoño” en un cabaret del Barrio Chino. Rodríguez Méndez se basó en un personaje real, un pistolero anarquista que allá por 1932 actuaba en la mítica La Criolla, si bien en el texto cambió el nombre del cabaret por el de Bataclán.

Flor de Otoño en 1932

Flor de Otoño en el reservado de La Criolla, 1932

El artículo completo dónde se hace referencia a Flor de Otoño en La Criolla se publicó en la revista Mundo Gráfico de 29 de noviembre de 1932. El artículo lo firmaba José María Aguirre.

La obra empieza así (de bien):

Nuestra historia empieza en un mes de enero del año 1930 y en una residencia burguesa del ensanche barcelonés. Noche fría de luna. Ésta, la luna, se refleja azulada y misteriosa en los espejos del saloncillo de la señora Cañellas, viuda del que fue miembro del gobierno maurista don Luis de Serracant, hijo a su vez de un general que anduvo a la greña en Cuba y Marruecos a las órdenes del glorioso general Prim Prats, con lo que a la viuda Serracant o señora Cañellas le vendría a quedar un buen pasar debido no sólo a la pensión por el difunto, sino también y principalmente a ese sentido de la previsión en que los catalanes fueron siempre maestros. El saloncillo de la señora Cañellas, iluminado por los reflejos de la luna, al filo de la madrugada de una fría noche de enero, dice el «qué», el «cómo» y el «por qué» de la vida de sus habitantes: clase burguesa entre las burguesas anunciada por aquella chimenea de mármol blanco en la que brilla el rescoldo del último fuego; sobre la repisa no faltan los relojes de sonería, la porcelana china y algún recuerdo de las campañas tagalas de la finiquitada etapa colonial. El mismo general, compañero de armas de Prim, preside el testero de la chimenea y aparece ahora rodeado por el resplandor lunar y un «xic» del reverbero urbano (pues claro está que nos hallamos en un piso principal). Hermosa alfombra persa. Butacas y sofás de peluche granate. Cornucopias y dorados. Filigranas. Pliego enmarcado en plata con firmas adulonas de subordinados. Fotografías añejas de damas en trance de salir del gran teatro del Liceo. Mariposas clavadas en la pared (anuncio del culto a la naturaleza propia del país). Piano. Un pajecillo de bronce, mezcla complicada de Cupido y Mercurio, levanta un afiligranado farol. La vida de la calle penetra a través de los gruesos cristales de la «tribuna» (así llaman en Barcelona al mirador), cristales de colorines orientales, efluvios de bósforo enmarcados en una afiligranada piedra a estilo Gaudí. La luz de la luna, al entrar por los cristales de colorines, forma hermosos arco iris, que nos explican la tiesura de esta casa que permanece sólida en este año de 1930, aunque se vea obligada a cambiar de color según el eterno, indeclinable, giro de la Luna. Silencio augusto. A tales horas en esta casa se duerme como es de ley. Sólo se oye el tintineo del tranvía. El paso furtivo de algún raro automóvil. El traqueteo de un coche que empieza a traer a los señores del Liceo. Alguna copla de borrachos que cantan cosas como ésta:

Pistolers i rabassaires
Pistolers i rabassaires,
tururú… tururú…
Pistolers i rabassaires
t´hauran de donar per cul.

Coplas de murcianos catalanizados o al revés, que tanto abundan en estos tiempos dejados de la mano de Dios […]

La obra se estrenó por primera vez en Valencia en 1982, pero el director Pedro Olea produjo la versión cinematográfica “Un hombre llamado Flor de Otoño”, con José Sacristán de protagonista, en 1978.

Más información aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>