Los últimos momentos de Carmen Amaya

En los primeros días de noviembre de 1963, el alcalde de Barcelona, Josep Maria de Porcioles, fue a visitar a Carmen Amaya mientras estaba hospitalizada en la clínica del Dr. Puigvert.

Le obsequió con un ramo de flores (de las Ramblas) y Carmen dedicó unas sentidas palabras al público, estremecedoras:


[…]
Estoy pasando toda mi vida entera
desde que me acuesto hasta que me levanto.
Todos mis años de arte, de triunfos, […]
recordando a todos,
les doy las gracias a todos,
un abrazo a todos…

La siguiente fotografía de Carmen en el lecho de muerte, aunque no tiene sello del autor, me ha asegurado la historiadora de la fotografía Laura Terré, que es de Julio Ubiña. Esta foto no fue seleccionada para el libro Taranta. Agosto. Luto. Ausencia que se publicó en 1999 y se reeditó en 2013 con fotos de Colita y el propio Julio Ubiña.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>